Acceso usuarios

Langosta migradora (Locusta migratoria)

Imagen

Langosta migradora (Locusta migratoria)

Descargar imagen original (640x480 - 280.79 KBytes)

Grupo:
Insectos,
Etiquetas:
langosta, Locusta, migradora, migratoria,
Autor/es:
Mercedes Lisón Martín
Licencia:
Creative Commons | Reconocimiento - Compartir igual Reconocimiento - Compartir igual
Visibilidad:
Privado
El peligro de la langosta migradora reside en una particularidad de su biología: la especie es en general solitaria, pero en determinadas circunstancias, se hace de pronto gregaria, cambiando de comportamiento y adoptando progresivamente un color particular.

Más información

Descripción ampliada:
Clasificación:
Phylum: Arthropoda
Subphylum: Mandibulata
Clase: Insecta
Subclase: Paurometabola
Orden: Orthoptera
Suborden: Caelifera
Superfamilia: Acridoidea
Familia: Acrididae
Subfamilia: Oedipodinae

El peligro de la langosta migradora reside en una particularidad de su biología: la especie es en general solitaria, pero en determinadas circunstancias, se hace de pronto gregaria, cambiando de comportamiento y adoptando progresivamente un color particular.

Las langostas migradoras empiezan de pronto a poner huevos, y las larvas, que nacen en menos de dos semanas, no se dispersan, sino que permanecen asociadas en masas compactas. Un enjambre puede ocupar varios cientos de kilómetros cuadrados, con entre 40 y 80 millones de langostas por kilómetros cuadrado.

Llegadas a la fase adulta, echan a volar en enjambres pobladísimos y, transportadas por el viento, cubren a veces largas distancias, de más de 100 kilómetros en un día, para dejarse caer sobre las plantaciones, que devastan en pocas horas. Cada langosta migradora consume su propio peso en vegetales cada día.

Su coloración depende tanto de la edad del individuo como de su estado (solitario o gregario).

Las larvas en época solitaria son verdes o marrones, mientras que durante las superpoblaciones son amarillas o naranjas cubiertas de puntos negros.

Los adultos en la forma solitaria son pardos con una extensión variable de verde en función del color de la vegetación. La forma gregaria es parda con grandes extensiones amarillas muy intensas; además los individuos son ligeramente más pequeños, entre 4 y 6 centímetros, dependiendo del sexo, pues las hembras son generalmente de mayor tamaño.

Pueden encontrarse a través de gran parte de África, Asia y Australia, y ocasionalmente en el sur de Europa.

Rev: febrero-07


Procedencia: Namibia
Fecha:
10 Feb 07 (00:00)
Contribución:
Animalandia
Tamaño:
640x480
Peso archivo:
280.79 KBytes

Información técnica de la imagen

Información técnica de la imagen
Cámara:

Inserta esta imagen en tus páginas

Grupo