Saltar navegación

Activa JavaScript para disfrutar de los audios de la Mediateca.

Judeofobia

Subido el 21 de septiembre de 2015 por Ctif madridsur

escuchado 18 veces

Ponencia leída el día 1 de diciembre de 2011 en la segunda sesión del IV Seminario Internacional sobre Antisemitismo celebrado en Madrid.

Más información

Idioma/s:
es
Materias:
Ciencias Sociales, Filosofía, Historia del Mundo Contemporáneo
Etiquetas:
Holocausto, Raúl Fernández Vítores, antisemitismo, Shoá, Judeofobia
Niveles educativos:
▼ Mostrar / ocultar niveles
  • Educación Especial
    • Educación Basica Obligatoria
      • Infantil
      • Básica 1
      • Básica 2
    • Programas de formación para la transición a la vida adulta
      • Tránsito a la vida adulta
      • Programas de iniciacion profesional especial
  • Educación Infantil
    • Primer Ciclo
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
      • Tercer Curso
    • Segundo Ciclo
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
      • Tercer Curso
  • Educación Primaria
    • Primer Ciclo
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
    • Segundo Ciclo
      • Tercer Curso
      • Cuarto Curso
    • Tercer Ciclo
      • Quinto Curso
      • Sexto Curso
  • Educación Secundaria Obligatoria
    • Ordinaria
      • Primer Ciclo
        • Primer Curso
        • Segundo Curso
      • Segundo Ciclo
        • Tercer Curso
        • Cuarto Curso
        • Diversificacion Curricular 1
        • Diversificacion Curricular 2
    • Compensatoria
  • Bachillerato
    • Primer Curso
    • Segundo Curso
  • Formación Profesional
    • Programas de garantía social / Competencia profesional
      • Iniciación Profesional
      • Formación empleo
      • Tallerers Profesionales (PCPIs)
      • Acnees
    • Ciclo formativo de grado medio
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
    • Ciclo formativo de grado superior
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
  • Educación de personas adultas
    • Enseñanza básica para personas adultas
      • Alfabetización
      • Consolidación de conocimientos y técnicas instrumentales
    • Enseñanzas Iniciales
      • I 1º curso
      • I 2º curso
      • II 1º curso
      • II 2º curso
    • ESPAD
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
      • Tercer Curso
      • Cuarto Curso
    • Pruebas libres título G ESO
    • Formación Técnico Profesional y Ocupacional
    • Alfabetización en lengua castellana (español para inmigrantes)
    • Enseñanzas para el desarrollo personal y la participación
    • Bachillerato adultos y distancia
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
    • Enseñanza oficial de idiomas (That's English)
      • Módulo 1
      • Módulo 2
      • Módulo 3
      • Módulo 4
      • Módulo 5
      • Módulo 6
      • Módulo 7
      • Módulo 8
      • Módulo 9
    • Ciclo formativo grado medio a distancia
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
    • Ciclo formativo grado superior a distancia
      • Primer Curso
      • Segundo Curso
    • Aulas Mentor
    • Tallerers Profesionales (PCPIs)
    • Niveles para la obtención del título de E.S.O.
      • Nivel I
      • Nivel II
  • Enseñanzas de régimen especial
    • Escuelas oficiales de idioma
      • Nivel básico
        • Básico 1
        • Básico 2
      • Nivel Intermedio
        • Intermedio 1
        • Intermedio 2
      • Nivel Avanzado
        • Avanzado 1
        • Avanzado 2
    • Enseñanzas artísticas
      • Enseñanzas de artes plásticas y diseño
        • Ciclo formativo de grado medio
          • Primer Curso
          • Segundo Curso
        • Ciclo formativo de grado superior
          • Primer Curso
          • Segundo Curso
      • Estudios superiores de diseño (Interiores)
        • Primer Curso
        • Segundo Curso
        • Tercer Curso
      • Enseñanzas de música
        • Grado Elemental
          • Primer Curso
          • Segundo Curso
          • Tercer Curso
          • Cuarto Curso
        • Grado Medio
          • Primer Ciclo
            • Primer Curso
            • Segundo Curso
          • Segundo Ciclo
            • Tercer Curso
            • Cuarto Curso
          • Tercer Ciclo
            • Quinto Curso
            • Sexto Curso
        • Grado Superior
          • Primer Curso
          • Segundo Curso
          • Tercer Curso
          • Cuarto Curso
          • Quinto Curso
      • Enseñanzas de danza
        • Grado Elemental
          • Primer Curso
          • Segundo Curso
          • Tercer Curso
          • Cuarto Curso
        • Grado Medio
          • Primer Ciclo
            • Primer Curso
            • Segundo Curso
          • Segundo Ciclo
            • Tercer Curso
            • Cuarto Curso
          • Tercer Ciclo
            • Quinto Curso
            • Sexto Curso
        • Grado Superior
          • Primer Curso
          • Segundo Curso
          • Tercer Curso
          • Cuarto Curso
      • Enseñanzas de arte dramático
        • Grado Superior
          • Primer Curso
          • Segundo Curso
          • Tercer Curso
          • Cuarto Curso
    • Enseñanzas deportivas
      • Técnico Deportivo
      • Técnico Deportivo Superior
Autor/es:
Raúl Fernandez Vítores
Subido por:
Ctif madridsur
Licencia:
Reconocimiento - No comercial - Compartir igual
Visualizaciones:
18
Fecha:
21 de septiembre de 2015 - 9:30
Visibilidad:
Público
Enlace Relacionado:
http://ctif.madridsur.educa.madrid.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1334:otros-enlaces&catid=54:enlaces&Itemid=96
Centro:
C.TER.INN.Y FORM CTIF MADRID-SUR
Descripción ampliada:
Yo prefiero utilizar el término "judeofobia". La palabra "antisemitismo" no expresa muy bien la idea de rechazo o aversión al judío, pues difumina el objeto del rechazo o la aversión, dado que «semita» es un adjetivo que se dice tanto de hebreos como de árabes. Más apropiados resultan los términos «judeofobia» o, incluso, «antijudaísmo».   La judeofobia en España (y, en general, en Europa) no tiene una causa única. Hay que buscar sus razones en diversos estratos de nuestra tradición cultural, en los clichés que se han ido sedimentando a lo largo de la mayor parte de nuestra historia.   Cabe hablar de una judeofobia «religiosa», la más originaria, que nace con el propio cristianismo definiéndose como religión a partir de (y frente a) la religión judía. Es el Nuevo Testamento frente al Viejo, la vieja Torá; el Dios del amor frente al Dios justiciero. En el capítulo undécimo del Diálogo con el judío Trifón, san Justino, padre apologeta del siglo II, afirma lo siguiente: «una ley puesta contra otra ley, anula la primera; y un testamento hecho posteriormente, deja igualmente sin efecto el primero». Fin de cita. La imagen del judío que produce este desplazamiento testamentario es la del deicida: los judíos mataron a Jesús. El mismo diálogo en su capítulo decimoséptimo, interpela a los judíos en estos términos: «vosotros –dice –, después de crucificar a aquel que era el único sin tacha y al hombre justo». Son palabras de san Justino. Pasado casi un siglo, en el capítulo vigésimo segundo del cuarto libro de Contra Celso, el cristiano Orígenes razona así: «Una de las pruebas, por tanto, de que Jesús fue algo divino y sagrado es haber venido por causa suya al pueblo judío, por tanto tiempo, tales y tantas calamidades. Y con seguridad –añade Orígenes– diremos que no se restablecerán, pues cometieron el crimen más impío que cabe imaginar atentando contra la vida del Salvador del género humano». Hasta aquí la cita. Tal judeofobia se hace más explícita y virulenta cuando Teodosio, con el edicto de Tesalónica del año 380, convierte el cristianismo en la religión oficial del Imperio romano. Constantino había legalizado la religión cristiana con el edicto de Milán en el año 313; y en el primer concilio de Nicea, el del año 325, se había fijado el credo cristiano. En el siglo IV, pues, se asientan definitivamente las bases de la primera y más profunda judeofobia. Pero la historia no acaba ahí.   Cabe también hablar de una judeofobia «económica», que emerge en los siglos XII y XIII y tiene que ver con los procesos de constitución de los reinos cristianos de occidente, con la utilización que el monarca hace del judío frente a los miembros de su propia nobleza, cuyo poder conjunto siente como amenaza. En la medida en que está diferenciado y en cierto modo excluido, el judío es incorporado al Estado y promocionado dentro del mismo, generalmente en tareas fiscales. «El judío de la Diáspora –dice el historiador Yitzhak Baer en su Historia de los judíos en la España cristiana– pasó a ser un intermediario en lo material y en lo espiritual. En la Europa cristiana acabó por hacerse prestamista profesional. Se convirtió en el sirviente leal de los señores feudales, en el banquero, el recaudador de impuestos y el médico del rey». Aquí concluye la cita. Sobre todo la función recaudatoria sirvió para alimentar entre la población el tópico del judío usurero. Lo que este historiador dice respecto al papel desempeñado por los judíos en la España musulmana o en guerra contra el Islam es perfectamente extensible a todos los reinos cristianos de Europa: «un tirano o un rey –dice Baer–, gobernante absoluto sobre una población hostil, solía atraerlos (eran –añade entre paréntesis– los perpetuos "extraños"), pues encontraba en ellos apoyo fiel para asegurar su régimen.» Aquí se cierra la cita. Pero tampoco acaba aquí la historia.   Una tercera forma de judeofobia se configura en Europa con la Modernidad, que culmina con la constitución de los Estados-nación y el mito de la forja completiva del cuerpo político: la judeofobia «política». Ahora los judíos son la nación sin Estado, una nación dentro de otra, y son definidos como una amenaza para las identidades europeas, que tienen representación estatal, como un peligro para la integridad de los cuerpos políticos con territorio en Europa. Es la judeofobia que se revela en el caso Dreyfus y también la que detecta el filólogo Klemperer en su estudio sobre la lengua del III Reich: un rechazo sin contenido ("judeo-capitalista", "judeo-bolchevique"; "judeo-cristiano", "judeo-ateo"... son protocolos tan vacíos como excluyentes), un rechazo construido –a juicio de Klemperer– sobre una hipertrofia adjetival (jüdisch) en detrimento de lo sustantivo (Jude). Esta judeofobia termina identificando al judío con una bacteria patógena (y parasitaria) que arruina todo impulso vital. La historia, sin embargo, no se para aquí tampoco: sigue.   La naturaleza de la judeofobia es plural, pero siempre supone la identificación del judío con el mal. Un mal que debe ser corregido, tratado. La judeofobia religiosa propugna como cura la conversión; la judeofobia económica ve el remedio en la expulsión; la judeofobia política, en fin, propone como medicina la destrucción. Y las tres imágenes negativas del judío, como bacteria patógena, usurero y deicida, están presentes en la judeofobia actual, también en la más sutil que hoy se camufla bajo el ropaje de "crítica al Estado de Israel", a modo de antisionismo filosemita. ¡Mucho ojo con esta última figura de la judeofobia!
Duración:
09′ 28″
Tasa de transferencia (bit rate):
32 kbit/s (Radio AM)
Frecuencia de muestreo (sample rate):
44.100 Hz (CD. También común en audio en formatos MPEG-1 (VCD, SVCD, MP3))
Canales:
mono
Tamaño:
2.16 MBytes

Del mismo autor…

Ver más del mismo centro

Comentarios

Para publicar comentarios debes entrar con tu nombre de usuario de EducaMadrid.

Comentarios

Este vídeo todavía no tiene comentarios. Sé el primero en comentar.



Plataforma Tecnológica EducaMadrid